Cuidado con los “influencers”; no todos son aptos para aumentar las ventas

Pensar que un "influencer" con millones de seguidores no logre fomentar la venta de un producto parecería algo ilógico, pero ya existen casos que demuestran que no basta con tener miles de "likes" para provocar de manera automática una reacción de compra a favor de un producto o servicio.

Proyecto con resultados nulos

Recientemente una "instagramer" Arii (Arianna Renee) pensó que lanzar su propia línea de ropa sería algo sencillo, las cifras de sus seguidores (2.6 millones) serían suficientes para que su proyecto funcionara, la respuesta le fue totalmente adversa, no logró el mínimo de venta requerido por su fabricante (36 camisetas).

Lo importante es el poder interactuar

Sugieren los expertos que se busque no a influencers que tienen mayor número de seguidores, sino los que tienen mayor facilidad de poder interactuar con su público, además un probado conocimiento en tema del producto que pretende promocionar.

Pese a consumidor más informado las emociones siguen impulsando ventas

A pesar de los cambios de actitud de los consumidores y de su marcado crecimiento en el uso de las tecnologías que les permite estar mejor informados, las emociones siguen impulsando ventas. Así lo demuestra un reciente estudio sobre tendencias del retail.

Compras informadas

Desde hace años la manera de comprar ha cambiado gracias al uso del internet, lo que era hace años una tarea que necesitaba de gran esfuerzo (físico y de tiempo) al querer comparar los precios de un producto en varios establecimientos, hoy nos lleva solo unos minutos y unos "clicks" en nuestro celular.

Emociones y el gasto

A pesar de que tenemos más herramientas que nos llevarían a ahorrar más en nuestras compras el estudio citado revela que más del 50% de los consumidores estarían dispuestos a pagar más por un producto, ello gracias a las emociones. Es decir, las emociones estarían permitiendo impulsar el gasto.

Anuncios online aumentan ventas offline

Estudio reciente revela que anuncios en internet (online) están permitiendo aumentar las visitas y las compras en tiendas físicas (offline). Según el estudio fue más de un 50% el aumento en las visitas a los negocios offline, y no sólo eso, sino que hubo y más compras con una conversión que tuvo un crecimiento de más del 20%.

Tráfico y visitas

Aunque el objetivo principal para muchos de los anuncios en internet fuera para llevar tráfico y ventas en los sitios del anunciante, el estudio demuestra que no solo permite dirigir el tráfico, sino que está llevando a comprar a los clientes directo a los establecimientos físicos.

Comportamiento online

El impacto de la red y fuera de ella va mucho más allá de lo que pensaríamos que es un consumo tradicional en internet. La publicidad que los consumidores ven online también afecta cómo se comporta offline.

Usuarios dicen no al e-commerce dentro de redes sociales

El creciente uso de las compras online y el entusiasmo de los consumidores por usar las redes sociales generó la idea falsa de que en algún momento se podría adoptar de manera casi inmediata el uso del e-commerce dentro redes como Facebook y Twitter. La realidad fue muy diferente, hoy en día ha quedado claro que el consumidor prefiere no mezclar redes sociales con comercio electrónico.

ABANDONO DE PROYECTOS Y MOTIVOS

En respuesta las empresas como Twitter ya han empezado a abandonar sus esfuerzos en ésta área ya dominada por sitios como ebay, amazon o mercadolibre, Facebook lo hizo desde el inicio.

Varios motivos pudieran haber provocado el rechazo, uno de ellos pudiera ser la seguridad que tanto preocupa a los internautas, es decir, pudiera haber adoptado la idea que sólo sitios con experiencia y dedicados a la venta como los más adecuados y seguros para hacer compras online.

Mystery Shopper para mejorar procesos de ventas

Las ventas son parte fundamental de los negocios, es por ello que cuando las empresas requieren conocer el nivel real de servicio y atención al cliente por parte de sus vendedores es necesario pensar en utilizar Mystery Shopper, una herramienta de investigación cualitativa utilizada para las empresas para evaluar y medir la calidad del servicio al cliente y los procesos de ventas y marketing.

ACTUANDO COMO CLIENTES COMUNES

Los "clientes misteriosos" actuarán como clientes comunes y corrientes y realizan una compra o consumen un servicio y luego entregan un informe de como fue su experiencia. Al final lo que se busca es mejorar y mantener la atención de los trabajadores en un nivel cercano al óptimo y en el desarrollo de planes de mejoramiento.